• Paseo de la Isla, 1, 09003, Burgos +34 947 256 090
  • info@ilcyl.com
El proyecto recuerda los vínculos del filólogo con la provincia burgalesa

Una exposición recuerda el legado intelectual de Ramón Menéndez Pidal en Burgos

 

La Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y la Fundación Ramón Menéndez Pidal organizan en el Palacio de la Isla de Burgos, en colaboración con la ‘Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’, la exposición ‘Ramón Menéndez Pidal: paisaje de una vida’.

Este proyecto expositivo, que coincide con el ‘Bienio Pidalino (2018-2019)’ –conmemoración del 50 aniversario de su muerte y 150 de su nacimiento-, y cuya inauguración se produce en el ecuador del Congreso Internacional ‘Las Glosas Silenses. Casi mil amos después’ tiene carácter biográfico y acerca la figura del historiador y filólogo, padre de la filología moderna, fundador de la Escuela Filológica Española y precursor de un modelo de trabajo colaborativo que fue norma en su vida.

El director de la fundación, Gonzalo Santonja, señaló durante su inauguración el 28 de noviembre los distintos vínculos que unían a Menéndez Pidal con la provincia burgalesa y destacó un dato poco conocido de su figura como fue el hecho de que cursó el segundo curso de bachillerato en Burgos, además de recibir muchos años después el título de hijo adoptivo de la ciudad. “Todos los caminos de Ramón Menéndez Pidal acaban conduciendo a Burgos”, sentenció durante el recorrido por el montaje que realizó junto a Jesús Antonio Cid, presidente de la Fundación Menéndez Pidal y Sara Catalán, comisaria de la muestra y bisnieta de Pidal. La diputada de Cultura de Burgos, Raquel Contreras, y el concejal de Turismo de Burgos, Levi Moreno, se sumaron a este recorrido, junto a participantes en el congreso de las glosas silenses.

‘Ramón Menéndez Pidal: paisaje de una vida’ es una exposición biográfica itinerante que rinde homenaje a la figura de este ilustre filólogo e historiador. Sus aportaciones y su escuela fueron decisivas para la difusión en Europa y América de la lengua y cultura hispánicas. Ramón Menéndez Pidal fue un adelantado a su tiempo, aplicando a sus investigaciones la tenacidad y rigor de un científico. Dotado de finísima técnica, desarrolló esclarecedoras teorías en su esfuerzo por iluminar el origen de la lengua y la historia españolas.

El hilo narrativo de esta exposición son las imágenes y los diversos materiales que ilustran las épocas de su larga y fructífera existencia. Una amplia selección de fotografías, publicaciones, documentos, manuscritos y objetos personales que permiten recorrer la vida y obra de este erudito investigador, acercándonos a su ser más íntimo y personal. La muestra se enriquece con una proyección audiovisual con imágenes y voz del historiador y filólogo, además de documentos relativos a sus estudios fundamentales sobre la figura del Cid.

En este sentido, tiene especial relevancia la documentación acerca de sus trabajos filológicos sobre la primitiva lengua castellana y los materiales que evidencian su estrecha relación con Burgos. Así, su estancia durante por tierras burgalesas durante su luna de miel con su esposa, María Goyri, y su nombramiento como ‘Hijo adoptivo de la ciudad de Burgos’, son capítulos que quedan reflejados en esta exposición. Los contenidos expuestos proceden de la Fundación Ramón Menéndez Pidal, depositaria del legado humano e intelectual de este sabio universal.

Otro tanto cabe decir de su innovador método de trabajo de campo. En su recorrido por la ruta del destierro del Cid, junto a su esposa, descubrieron la pervivencia en Castilla de los romances de tradición oral. Este hecho marcó el comienzo de una incesante labor de recolección de romances que desarrollaron ambos lo largo de toda su vida para la creación de su Archivo del Romancero, Patrimonio de la Humanidad.

El interés de Menéndez Pidal por los ‘Orígenes’ del Español, título este de una de sus obras más logradas, y por la cultura castellana, le hicieron dedicar buena parte de sus esfuerzos investigadores al rastreo de vestigios lingüísticos y el estudio de la primitiva historia castellana a partir de las crónicas y la épica. Entre sus primeros trabajos, se cuentan el dedicado a los Infantes de Lara y la premiada edición y estudio del Cantar de Mío Cid. La exposición que lleva itinerando durante más de un año por distintos puntos de Asturias, País Vasco y Segovia permanecerá abierta al público hasta el 15 de febrero de 2020.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información